La UE insiste que las políticas de garantía de Apple no son lo suficientemente claras para el consumidor